• Kargo Montacargas

¿Qué aceite es el adecuado para mi montacargas?

En un mismo montacargas se utilizan diversos tipos de aceites: aceite de motor, aceite hidráulico y aceite de transmisión. ¿Para qué sirven? A continuación, te lo explicaremos:

Por más lisas que se vean las partes de un motor, estas tendrán irregularidades microscópicas que se estarán rozando cuando se encienda el equipo. Al frotarse tantas veces, de forma rápida e ininterrumpida, se necesitará aplicar más energía para superar las fricciones que existan. Esta energía se manifestará en calor y ocurrirá un desgaste en las paredes de las piezas móviles.


Al reducir esta fricción, se optimiza el rendimiento de los equipos y se disminuyen los costos de mantenimiento de los mismos. Al mismo aceite podemos imaginarlo como la sangre del motor, que fluye por todo el sistema, recogiendo las impurezas que encuentre y las lleva al filtro de aceite, donde quedan atrapadas para evitar que perjudiquen al funcionamiento del motor.


Al incorporar un aceite lubricante a un motor, se obtienen los siguientes resultados:

· Se reduce drásticamente el coeficiente de fricción dinámico entre las piezas.

· Se absorbe y amortigua el impacto entre elementos con presión del líquido.

· El mismo aceite da una limpieza a las piezas lubricadas mediante la absorción de impurezas.

· Se refrigeran las piezas en movimiento y también las que no suelen estar en contacto con el circuito de refrigeración.


Tiempo atrás, seleccionar un aceite para tu motor era bastante sencillo, pero hoy en día, es casi un arte, debido a los actuales requerimientos de las diferentes condiciones en las que operan los equipos. Algunos operan más rápido, otros en diferentes condiciones de temperatura y otros por más tiempo.


Ahora, no cualquier aceite es el mejor para tus equipos. Hay dos aspectos que debemos de considerar a la hora de elegir un aceite: el grado de viscosidad y la calidad del aceite.

No olvidemos que algunos montacargas trabajan casi 16 horas al día por lo que optar por un aceite $20 pesos más barato que uno de calidad indiscutible, podría no ser tan buena idea considerando lo que cuesta reparar un motor desvielado. Una cosa es saber lo que cada marca de aceite te ofrece en realidad y otra cosa sería dejarnos llevar por la mercadotecnia.

El grado de viscosidad adecuado es importante ya que, al elegir un aceite muy denso para equipos nuevos, en donde las venas del motor son más pequeñas, este no podrá circular correctamente. Caso opuesto, si se escoge un aceite muy delgado para un equipo muy viejo, con venas muy amplias, el aceite circulará sin ejercer la presión adecuada.


Al no elegir el aceite correcto, es seguro es que este no cumplirá con la función de lubricar correctamente, por lo que volvemos a lo mismo: se dará calentamiento en las partes móviles, habrá desgaste y desprendimientos por la falta de lubricación.

De todas formas, el fabricante debe recomendar el tipo de aceite que debe utilizar su maquinaria. De no estar disponible la información, es importante contactar al fabricante y solicitar que la envíe lo antes posible o consultar con un experto.


Los montacargas cuentan con un manual que indica el periodo en el que debe cambiarse el lubricante. Sin embargo, lo más conveniente es realizar una revisión frecuentemente al aceite para verificar el estado en que se encuentra, cosa que muchas empresas no hacen.

Al revisar el estado del aceite, podemos identificar si este ha perdido sus propiedades antes del tiempo que indica el manual, por lo que debemos buscar posibles fallas en el sistema o preguntarnos si estamos usando el aceite correcto.


El aceite de motor es el que más contacto tiene con agentes externos como combustible y el que pierde sus propiedades más rápido por lo que se recomienda cambiar cada 200-250 horas de trabajo, el aceite de transmisión se encuentra más aislado por lo que cada 1,000 horas es un tiempo prudente de cambio de aceite y el aceite hidráulico es el que más se encuentra rodeado de empaques, por lo que solemos sugerir un cambio cada 2,000 horas.

Además, aunque el montacargas no se use tanto, pero lleve más del tiempo recomendado para un cambio de aceite, será necesario reemplazarlo de todos modos porque, aunque el aceite no se vea quemado con el tiempo irá perdiendo sus cualidades ya que los compuestos que le dan sus mejores cualidades al aceite se van asentando y dejan de ser benéficos para el motor del equipo.

© 2015 por Kargo Montacargas S. de R. L. de C. V.

Calzada Aeropuerto #2839, Bachigualato.

Culiacán, Sinaloa, México.

 

Tel: (667) 7.60.61.70

Contacto: Oficina@Kargo.com.mx